Desventajas Estratégicas

El ser humano Tiene 2 formas de aprender: Por Capitalización y Por Compensación.

La primera se basa en las fortalezas y es la más común. Naces en un hogar adinerado, asistes a una excelente universidad, haces un posgrado y quedas listo para el éxito.

La segunda es inusual. No consiste en edificar sobre tus fortalezas, sino en compensar por tus debilidades

El aprendizaje por compensación es mucho más arduo y difícil, pero también más poderoso. Hay numerosos casos de emprendedores a quienes en algún momento de su vida les diagnosticaron un problema de aprendizaje, como dislexia. Y no estamos hablando de casos menores, sino de tipos como Charles Swab, Craig McCaw, el fundador de McCaw Cellular, y Richard Branson.

Imaginen lo que es padecer dislexia y presentarse en primer grado. La escuela te exige leer y escribir, dos cosas que, por razones constitutivas, no estas en condiciones de hacer. ¿Como respondería?

La mayoría se da por vencida: En las cárceles de Estados Unidos, la mayoría de los prisioneros sufrieron dificultades de aprendizaje en la infancia. Otras personas no se dejaron derrotar... y terminan ganando mucho!

Para sobrevivir el colegio con dislexia, se debe conseguir a alguien que haga las tareas por uno. Suena extraño, pero al hablar con disléxicos descubrí que todos ellos identificaron, desde el inicio de la escolaridad, alguien de confianza, un amigo cercano, que les hiciera los deberes. En otras palabras, aprendieron a delegar.

Lo segundo que uno aprende es a resolver problemas. Uno se encuentra con la mayor traba que un estudiante puede tener, y descubre que la única solución es enfrentarse a ella y encontrar la forma de superarla. En tercer lugar, un disléxico se convierte en un eximio comunicador, porque necesita abrirse paso con la oratoria.

He pasado años entrevistando disléxicos, y en este punto aparece un a y otra vez: todos ellos han salido de situaciones complicadas gracias al uso de la palabra hablada.

Por último, te vuelves un gran líder. La única forma de avanzar en la escuela es con un grupo de gente que te apoye, y uno debe inspirar y mantener motivado a ese equipo.

Cuando uno acaba sus estudios y quiere iniciar un negocio, ha estado practicando cuatro habilidades esenciales para un emprendedor:

  • Delegación

  • Liderazgo,

  • Comunicación Oral,

  • Resolución de Problemas

Es fascinante: no habría aprendido todo eso si hubiera estado bendecido con toda clase de comodidades. Lo cual obliga a repensar algunos conceptos establecidos acerca de la educación. Hoy, los padres se preocupan por darle a sus hijos la mayor cantidad imaginable de ventajas, pero... ¿que tal si no es la ruta más conveniente? ¿Que tal si tan o más importantes que las facilidades estructurales son las desventajas estratégicas? Cada uno de esos emprendedores con los que hablé dijo que no estaría donde está sino fuera por la dislexia. Difícilmente, un padre desea que su hijo sufra esa clase de traba, pero sería sano frenar un poco la irreflexiva búsqueda de ventajas, y empezar a preguntarse qué tipo de útiles desventajas sería saludables interponer en el camino de nosotros mismos y de nuestros niños.

Malcolm Gladwell fue periodista del The Washington Post, y actualmente columnista de The New Yorker. Nombrado por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes de 2005

#Management #Responsabilidad #Emprendedor

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square