Black Hole Sun

El Grunge que nos dio una gran década en los 90 ha comenzado ha retirarse de la escena.

Y se está llevando a uno de sus grandes representantes.

Criss Cornell quien junto con Eddie Vedder (Pearl Jam), Layne Staley (Alice In Chains) y el que hasta ahora era considerado la máxima referencia del movimiento, Kurt Cobain (Nirvana) nos brindaron uno de los movimientos del rock de mayor éxito e influencia para la música actual.

Aunque en teoría no era lo que buscaban.

La era del Glam Rock de los 80, había dejado expuesta su parte más superficial. Los escasos Riffs poderosos de guitarra eran opacados por el excesivo y distractor uso de Lipstick y delineadores. La imagen se volvió mas llamativa que la música misma, y convirtió una corriente musical genuina por su intención en algo triste y deformado por su interpretación. Fue la aparición de lo “mainstream”

Entonces apareció el Grunge.

El gusto ostentoso fue sustituido por las camisas de franela, los jeans, generalmente rotos o gastados y botas o los Converse. También llegaron las cabelleras largas y descuidadas.

Por naturaleza el Grunge era Contracultural, agresivo, contestatario. Se buscaba no dar importancia al éxito comercial y de priorizar el mensaje a una Generación X que poco a poco comenzó a entenderlo, y ponerlo en marcha, aunque con sus fallas en el proceso, pues los jóvenes del momento comenzaban a ser víctimas del consumismo, del comercialismo, de la competitividad y se había provocado un pesimismo existencial que tuvo su momento más álgido con la muerte de Cobain.

Esta era la escena que dio origen y desarrollo a talentos como el de Criss Cornell que desde los 7 años comenzó una historia dentro de la música colocándolo dentro de las listas de las mejores voces del Rock y de los mejores cantantes de la historia.

Sus éxitos comenzaron con su participación en bandas como Soundgarden, Temple of the Dog y Audioslave, así como su carrera en solitario que lo llevarian a interpretar el tema “You know My Name” utilizado como banda sonora la película “Casino Royal” que supuso el relanzamiento de la serie de películas de James Bond.

Precisamente la incursión en estas bandas le fue dando la versatilidad necesaria para crear y conservar a miles de fans que su calidad interpretativa le otorgaron a lo largo de 25 años de carrera.

Pero no olvidemos las palabras que Cobain dijera y que probablemente en algún momento, a la vista de los hechos, parece que Cornell compartiera; “Ser famoso es la última cosa que quise ser”

Hoy estas 2 personalidades se encuentran juntas - por lo menos en el mismo plano -.

La música Grunge ha perdido nuevamente de una forma inesperada y poco afortunada a otro de sus grandes exponentes.

Las música de Cornell era uno de los idiomas que el corazón de la “Generación X” hablaba.

Hoy esa parte del corazón guarda silencio.

Hoy hay un Gran Agujero en el Sol.


Entradas destacadas
Entradas recientes